Saltar al contenido
Todo Coronavirus

Todo lo que debes Saber sobre el Coronavirus COVID-19

coronavirus informacion

En 2003, China sufrió la devastación del SARS, que comenzó en la provincia de Guangdong y envió escalofríos a casa y al extranjero. Los estudios han confirmado que el coronavirus que causa el SARS (SARS-CoV) se originó en los murciélagos y se transmitió a los humanos a través de Paguma larvata. A medida que se propaga la nueva neumonía por coronavirus, hay estudios que sugieren que el genoma del patógeno (2019-nCov) muestra más del 85% de homología con un coronavirus en murciélagos. Aunque todavía no se sabe qué vida silvestre transmite el virus, la evidencia hasta ahora es suficiente para confirmar que esta es otra epidemia humana inducida por la vida silvestre. De hecho, el “culpable” de esta enfermedad no es la vida silvestre sino los humanos. La destrucción desenfrenada de los seres humanos de la ecología natural, la caza de vida silvestre, la falta de higiene y los malos hábitos alimenticios han provocado la tragedia una y otra vez. Tenemos razones para creer que la aparición y propagación de enfermedades contagiosas es la elección que hace la naturaleza para reequilibrar su relación con los humanos.

Antes de seguir con la información, te recomendamos que compres todo el material que necesitas para protegerte del Coronavirus.

El progreso y el desarrollo de la sociedad humana no deben verse amenazados por enfermedades contagiosas. Aquí, pedimos a todos que respeten la naturaleza, valoren la ciencia y adopten estilos de vida saludables. Tenemos confianza en superar la enfermedad y construir una relación equilibrada y armoniosa entre los humanos y la naturaleza.

La información sobre el coronavirus de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) se actualiza regularmente en www.cdc.gov/COVID19. La siguiente es una recopilación de importantes resúmenes y pautas sobre el coronavirus con detalles específicos actualizados por última vez por los CDC el 27 de febrero de 2020.

Resumen de la situación de la enfermedad por Coronavirus 2019 (COVID-19)

coronavirus curva

Esta es una situación emergente que evoluciona rápidamente y los CDC proporcionarán información actualizada a medida que esté disponible, además de orientación actualizada.

Antecedentes

Los CDC están respondiendo a un brote de enfermedad respiratoria causada por un nuevo (nuevo) coronavirus que se detectó por primera vez en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China y que ahora se ha detectado en 50 ubicaciones a nivel internacional, incluidos casos en el Estados Unidos. El virus se ha denominado “SARS-CoV-2” y la enfermedad que causa se ha denominado “enfermedad por coronavirus 2019” (abreviado “COVID-19”).

El 30 de enero de 2020, el Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud declaró el brote como “emergencia de salud pública de interés internacional” (PHEIC). El 31 de enero de 2020, el Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex M. Azar Il, declaró una emergencia de salud pública (PHE) para los Estados Unidos para ayudar a la comunidad de atención médica de la nación a responder a COVID-19.

Origen y propagación del virus

coronavirus chinos mascarillas

Los coronavirus son una gran familia de virus que son comunes en muchas diferentes especies de animales, incluidos camellos, vacas, gatos y murciélagos. En raras ocasiones, los coronavirus animales pueden infectar a las personas y luego propagarse entre personas como con MERS-CoV, SARS-CoV y ahora con este nuevo virus (llamado SARS-CoV-2).

El virus SARS-CoV-2 es un betacoronavirus, como MERS-CoV y SARS-CoV. Los tres virus tienen su origen en los murciélagos. Las secuencias de pacientes de EE. UU. Son similares a las que China publicó inicialmente, lo que sugiere una posible aparición reciente y única de este virus en un reservorio animal.

Al principio, muchos de los pacientes en el brote de COVID-19 en Wuhan, China, tenían algún vínculo con un gran mercado de mariscos y animales vivos, lo que sugiere la propagación de animal a persona. Más tarde, un número creciente de pacientes no tenían exposición a los mercados de animales, lo que indica la propagación de persona a persona. La propagación de persona a persona se ha informado fuera de China, incluso en los Estados Unidos y otros lugares. Las autoridades chinas informan que la propagación sostenida de persona a persona en la comunidad está ocurriendo en China. Además, otros destinos tienen una propagación aparente en la comunidad, lo que significa que algunas personas han sido infectadas y no están seguras de cómo o dónde se infectaron. Conozca lo que se sabe sobre la propagación de los coronavirus recién surgidos: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019- ncov/about/transmission.html.

La situación en los EE. UU.

Se han detectado casos importados de COVID-19 en viajeros en la propagación de COVID-19 de persona a persona en EE. UU. También se ha informado entre contactos cercanos de viajeros que regresaron de Wuhan. El 25 de febrero, los CDC confirmaron COVID-19 en una persona que, según los informes, no tenía antecedentes de viaje relevantes o exposición a otro paciente conocido con COVID-19 (exposición desconocida). En este momento, este virus NO se está propagando actualmente en la comunidad en los Estados Unidos.

Mapa global de casos confirmados de COVID-19

coronavirus

Gravedad de la enfermedad

Se sabe que tanto el MERS-CoV como el SARS-CoV causan enfermedades graves en las personas. El cuadro clínico completo con respecto a COVID-19 no se comprende completamente. Las enfermedades reportadas han variado de leves a graves, incluidas las enfermedades que causan la muerte.

Hay investigaciones en curso para obtener más información. Esta es una situación en rápida evolución y la información se actualizará a medida que esté disponible.

Evaluación de riesgos

coronavirus profesionales

Los brotes de nuevas infecciones por virus entre las personas son siempre un problema de salud pública. El riesgo de estos brotes depende de las características del virus, incluido qué tan bien se propaga entre las personas, la gravedad de la enfermedad resultante y las medidas médicas u otras medidas disponibles para controlar el impacto del virus (por ejemplo, vacunas o medicamentos de tratamiento). El hecho de que esta enfermedad haya causado enfermedad, incluida la enfermedad que resulta en la muerte, y una propagación sostenida de persona a persona es preocupante. Estos factores cumplen dos de los criterios de una pandemia. A medida que se detecta la propagación de la comunidad en más y en más países, el mundo se acerca a cumplir el tercer criterio, la propagación mundial del nuevo virus.

La amenaza potencial para la salud pública que plantea COVID-19 es alta, tanto a nivel mundial como a los Estados Unidos.

Pero el riesgo individual depende de la exposición.

  • Para el público estadounidense en general, que es poco probable que estén expuestos a este virus en este momento, el riesgo inmediato para la salud de COVID-19 se considera bajo.
  • En las circunstancias actuales, ciertas personas tendrán un mayor riesgo de infección, por ejemplo, trabajadores de la salud que atienden a pacientes con COVID-19 y otros contactos cercanos de personas con COVID-19. Los CDC han desarrollado una guía para ayudar en la evaluación de riesgos y el manejo de personas con posibles exposiciones al COVID-19.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que las circunstancias globales actuales sugieren que es probable que este virus cause una pandemia. En ese caso, la evaluación del riesgo sería diferente.

Qué puede suceder

Es probable que se identifiquen más casos en los próximos días, incluidos más casos en los Estados Unidos. También es probable que la propagación de persona a persona continúe ocurriendo, incluso en los Estados Unidos. La transmisión generalizada de COVID-19 en los Estados Unidos se traduciría en un gran número de personas que necesitan atención médica al mismo tiempo. Las escuelas, los centros de cuidado infantil, los lugares de trabajo y otros lugares para reuniones masivas pueden experimentar más ausentismo. La salud pública y los sistemas de salud pueden sobrecargarse, con tasas elevadas de hospitalizaciones y muertes. Otra infraestructura crítica, como la aplicación de la ley, los servicios médicos de emergencia y la industria del transporte también pueden verse afectados. Los proveedores de atención médica y los hospitales pueden estar abrumados. En este momento, no existe una vacuna para proteger contra COVID-19 y no hay medicamentos aprobados para tratarla.

Las intervenciones no farmacéuticas serían la estrategia de respuesta más importante.

Respuesta de los CDC

Los esfuerzos mundiales en este momento se centran simultáneamente en contener la propagación de este virus y mitigar el impacto de este virus. El gobierno federal está trabajando en estrecha colaboración con socios estatales, locales, tribales y territoriales, así como con socios de salud pública, para responder a esta amenaza a la salud pública. La respuesta de salud pública es de varias capas, con el objetivo de detectar y minimizar la introducción de este virus en los Estados Unidos para reducir la propagación y el impacto de este virus. Los CDC están operando todos sus planes de preparación y respuesta ante una pandemia, trabajando en múltiples frentes para cumplir con estos objetivos, incluidas medidas específicas para preparar a las comunidades para responder a la transmisión local del virus que causa COVID-19. Existe una gran cantidad de orientación sobre pandemias desarrollada en anticipación de una pandemia de influenza que se está reutilizando y adaptando para una pandemia de COVID-19.

Aspectos destacados de la respuesta de los CDC

coronavirus oms

Los CDC establecieron un Sistema de Gestión de Incidentes COVID-19 el 7 de enero de 2020. El 21 de enero, los CDC activaron su Centro de Operaciones de Emergencia para brindar un apoyo continuo a la respuesta COVID-19.

El gobierno de los EE.UU. Ha tomado medidas sin precedentes con respecto a los viajes en respuesta a la creciente amenaza a la salud pública que plantea este nuevo coronavirus:

A partir del 2 de febrero, a las 5 p.m., el gobierno de EE. UU. Suspendió la entrada de extranjeros que han estado en China en los últimos 14 días.

Los ciudadanos estadounidenses, los residentes y sus familiares inmediatos que han estado en la provincia de Hubei y otras partes de China continental pueden ingresar a los Estados Unidos, pero están sujetos a problemas de salud monitoreo y posible cuarentena por hasta 14 días.

Los CDC han emitido la siguiente guía de viaje relacionada con COVID-19:

China – Nivel 3, Evitar viajes no esenciales – actualizado el 22 de febrero; https://wwwnc.cdc.gov/travel/notices/warning/novel-coronavirus- china

Corea del Sur Nivel 3, Evitar viajes no esenciales – actualizado el 24 de febrero; https://wwwnc.cdc.gov/travel/notices/warning/coronavirus-south- korea

Japan Nivel 2, Practique precauciones mejoradas actualizado el 22 de febrero; https://wwwnc.cdc.gov/travel/notices/alert/coronavirus-japan

Irán – Nivel 2, Practica precauciones mejoradas – emitido el 23 de febrero; https://wwwnc.cdc.gov/travel/notices/warning/coronavirus-iran

Italy- – Level 2, Practice Enhanced Precautions – emitido el 23 de febrero; https://wwwnc.cdc.gov/travel/notices/warning/coronavirus-italy

Nivel 1 de Hong Kong, Practique las precauciones habituales emitidas el 19 de febrero. https://wwwnc.cdc.gov/travel/notices/watch/coronavirus-hong- kong

Los CDC también recomiendan que todos los viajeros reconsideren los viajes de cruceros hacia o dentro de Asia en este momento.

Los CDC emiten orientación clínica, que incluye:

Una actualización provisional de la Red de Alerta de Salud (HAN) para informar a los departamentos de salud estatales y locales y profesionales de la salud sobre este brote el 1 de febrero.

El 30 de enero, los CDC publicaron una guía para profesionales de la salud sobre la atención clínica de COVID -19 pacientes: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/clinical-guide- management-patient.html

El 3 de febrero, los CDC publicaron una guía para evaluar el potencial riesgo de varias exposiciones: https://www.cdc.gov/coronavirus/-2019ncov/php/risk- Assessment.html a COVID-19 y el manejo adecuado de esas personas.

El 27 de febrero, los CDC actualizaron sus criterios para guiar la evaluación de las personas bajo investigación para COVID-19: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-nCoV/hcp/clinical- criterios.html

Los CDC han desplegado equipos multidisciplinarios para apoyar departamentos de salud estatales con gestión clínica, seguimiento de contactos y comunicaciones.

Los CDC han trabajado con el Departamento de Estado, apoyando el retorno seguro de los estadounidenses que han quedado varados como resultado de los brotes en curso de COVID-19 y las restricciones de viaje relacionadas. Los CDC han trabajado para evaluar la salud de los pasajeros cuando regresan a los Estados Unidos y proporcionaron un monitoreo diario continuo de las personas en cuarentena. CDC.

coronavirus

Esta es una imagen del kit de pruebas de laboratorio de los CDC para el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2). Los CDC están enviando los kits de prueba a los laboratorios que los CDC han designado como calificados, incluidos los laboratorios de salud pública locales y estatales de EE. UU., Los laboratorios del Departamento de Defensa (DOD) y los laboratorios internacionales seleccionados. Los kits de prueba refuerzan la capacidad global de laboratorio para detectar SARS- CoV-2.

Los laboratorios de los CDC han respaldado la respuesta COVID- 19, que incluye:

Los CDC han desarrollado una prueba de reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa en tiempo real (rRT-PCR) que puede diagnosticar COVID-19 en muestras respiratorias de muestras clínicas. El 24 de enero, los CDC publicaron el protocolo de ensayo para esta prueba: https://www.cdc.gov/corona- virus/2019-nCoV/lab/index.html.

El 26 de febrero, los CDC y la FDA desarrollaron un protocolo que utiliza dos de los tres componentes del kit de prueba original de los CDC para detectar el virus que causa COVID-19. Esto permitirá que al menos 40 laboratorios de salud pública puedan comenzar las pruebas.

Los CDC han estado cargando el genoma completo de los virus de los casos reportados en los Estados Unidos a GenBank a medida que se completaba la secuencia.

Los CDC han desarrollado el virus COVID-19 en cultivo celular, lo cual es necesario para estudios adicionales, incluso para la caracterización genética adicional. El virus cultivado en células fue enviado al Repositorio de Recursos BEI de NIH para su uso por la amplia comunidad científica.

Los CDC recomiendan

Aunque se cree que el riesgo inmediato de este nuevo virus para el público estadounidense es bajo en este momento, todos pueden hacer su parte para ayudarnos a responder a esta amenaza emergente para la salud pública:

Actualmente es la temporada de gripe y enfermedades respiratorias y los CDC recomiendan vacunarse contra la gripe, tomar medidas preventivas diarias para ayudar a detener la propagación de gérmenes y tomar antivirales contra la gripe si prescrito Si usted es un proveedor de atención médica, esté atento a las personas que recientemente viajaron desde China y tienen fiebre y síntomas respiratorios.

Si usted es un proveedor de atención médica que atiende a un paciente con COVID-19 o un agente de salud pública, cuídese y siga los procedimientos recomendados para el control de infecciones. Si ha estado en China o ha estado expuesto a alguien enfermo con COVID-19 en los últimos 14 días, enfrentará algunas limitaciones en su movimiento y actividad. Por favor, siga las instrucciones durante este tiempo. Su cooperación es parte integral de la respuesta de salud pública en curso para tratar de frenar la propagación de este virus.

Si desarrolla síntomas de COVID-19, comuníquese con su médico e infórmele sobre sus síntomas y su viaje o exposición a un paciente con COVID-19.

Para las personas enfermas con COVID-19, siga las pautas de los CDC sobre cómo reducir el riesgo de contagiar su enfermedad a otras personas.

Cómo se propaga COVID-19

coronavirus gente

La comprensión actual sobre cómo se propaga el virus que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) se basa en gran medida en lo que se sabe sobre coronavirus similares. COVID-19 es una enfermedad nueva y hay más para aprender sobre cómo se propaga, la gravedad de la enfermedad que causa y en qué medida se puede propagar en los Estados Unidos.

Propagación de persona a persona

Se cree que el virus se transmite principalmente de persona a persona.

  • Entre personas que están en contacto cercano entre sí (dentro de unos 6 pies).
  • A través de gotas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose o estornuda.

Estas gotitas pueden caer en la boca o la nariz de las personas cercanas o posiblemente ser inhaladas a los pulmones.

Propagación del contacto con superficies u objetos infectados

Puede ser posible que una persona pueda contraer COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos, pero esto no es así. se cree que es la forma principal en que se propaga el virus.

¿Alguien puede transmitir el virus sin estar enfermo?

Se cree que las personas son más contagiosas cuando son más sintomáticas (las más enfermas).

Es posible que se propague algo antes de que las personas muestren síntomas; Ha habido informes de que esto ocurre con este nuevo coronavirus, pero no se cree que esta sea la principal forma en que se propaga el virus.

¿Con qué facilidad se propaga el virus?

coronavirus china

La facilidad con que un virus se transmite de persona a persona puede variar. Algunos virus son altamente contagiosos (se propagan fácilmente), como el sarampión, mientras que otros virus no se propagan tan fácilmente. Otro factor es si la propagación es sostenida.

El virus que causa COVID-19 parece propagarse de manera fácil y sostenible en la comunidad (“propagación comunitaria”) en algunas áreas geográficas afectadas. La propagación comunitaria significa que las personas han sido infectadas con el virus en un área, incluidas algunas que no están seguras de cómo o dónde se infectaron.

Síntomas

Para casos confirmados de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), las enfermedades reportadas han variado desde síntomas leves hasta enfermedades graves y muerte. Los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre
  • Tos
  • Falta de aliento

Los CDC creen en este momento que los síntomas de COVID-19 pueden aparecer en tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición. Esto se basa en lo que se ha visto anteriormente como el período de incubación del virus MERS-CoV.

Prevención y tratamiento

coronavirus esquemas

Prevención

Atualmente no existe una vacuna para prevenir la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor manera de prevenir enfermedades es evitar exponerse a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los CDC siempre recomiendan acciones preventivas diarias para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias, que incluyen:

  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Quédese en casa cuando esté enfermo.
  • Cubra su tos o estornude con un pañuelo desechable, luego tírelo a la basura.
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia con un spray o paño de limpieza doméstico.

Siga las recomendaciones de los CDC para usar una máscara facial.

Los CDC no recomiendan que las personas que están bien usen una máscara facial para protegerse de las enfermedades respiratorias, incluido COVID-19.

Las personas que muestran síntomas de COVID-19 deben usar mascarillas para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad a otras personas. El uso de máscaras faciales también es crucial para los trabajadores de la salud y las personas que cuidan a alguien en entornos cercanos (en el hogar o en un centro de atención médica).

Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos

20 segundos, especialmente después de ir al baño; antes de comer; y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante para manos a base de alcohol con al menos 60% de alcohol. Siempre lávese las manos con agua y jabón si las manos están visiblemente sucias.

Estos son hábitos cotidianos que pueden ayudar a prevenir la propagación de varios virus.

Tratamiento

No hay un tratamiento antiviral específico recomendado para COVID-19. Las personas con COVID-19 deben recibir atención de apoyo para ayudar a aliviar los síntomas. Para casos severos, el tratamiento debe incluir atención para apoyar las funciones vitales de los órganos.

Las personas que piensan que pueden haber estado expuestas al COVID-19 deben comunicarse con su proveedor de atención médica de inmediato.

Qué hacer si está enfermo por coronavirus 2019 (COVID-19)

¡Si desarrolla fiebre! y síntomas de enfermedades respiratorias, como tos o falta de aliento, dentro de los 14 días posteriores al viaje desde China, debe llamar con anticipación a un profesional de la salud y mencionar su viaje reciente o contacto cercano. Si ha tenido contacto cercano con alguien que muestra estos síntomas y que recientemente viajó desde esta área, debe llamar con anticipación a un profesional de la salud y mencionar su contacto cercano y su reciente viaje. Su profesional de la salud trabajará con el departamento de salud pública de su estado y los CDC para determinar si necesita hacerse la prueba de COVID-19.

Pasos para ayudar a prevenir la propagación de COVID-19 si está enfermo

Si está enfermo con COVID-19 o sospecha que está infectado con el virus que causa COVID-19, siga los pasos a continuación para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad a personas en su hogar y comunidad

Quédese en casa excepto para obtener atención médica:

Debe restringir las actividades fuera de su hogar, excepto para obtener atención médica. No vaya al trabajo, la escuela o las áreas públicas. Evite el uso de transporte público, viajes compartidos o taxis.

Separarse de otras personas y animales en su hogar:

Personas: En la medida de lo posible, debe permanecer en una habitación específica y lejos de otras personas en su hogar. Además, debe usar un baño separado, si está disponible.

Animales: debe restringir el contacto con mascotas y otros animales mientras esté enfermo con COVID-19, tal como lo haría con otras personas. Aunque no ha habido informes de mascotas u otros animales que se enfermen con COVID-19, aún se recomienda que las personas enfermas con COVID-19 limiten el contacto con los animales hasta que se sepa más información sobre el virus.

Cuando sea posible, haga que otro miembro de su hogar cuide a sus animales mientras estas enfermo Si está enfermo con COVID-19, evite el contacto con su mascota, incluyendo caricias, acurrucarse, ser besado o lamido, y compartir comida. Si debe cuidar a su mascota o estar cerca de animales mientras está enfermo, lávese las manos antes y después de interactuar con las mascotas y use una máscara facial.

Llame con anticipación antes de visitar a su médico:

Si tiene una cita médica, llame al proveedor de atención médica y dígale que tiene o puede tener COVID-19. Esto ayudará a que el consultorio del proveedor de atención médica tome medidas para evitar que otras personas se infecten o se expongan.

Use una máscara facial:

Debe usar una máscara facial cuando esté cerca de otras personas (por ejemplo, compartiendo una habitación o vehículo) o mascotas y antes de ingresar al consultorio de un proveedor de atención médica. Si no puede usar una máscara facial (por ejemplo, porque causa problemas para respirar), las personas que viven con usted no deben permanecer en la misma habitación que usted, o deben usar una máscara facial si entran en su habitación.

Cubra sus estornudos y tos:

Cubra su boca y nariz con un pañuelo cuando tosa o estornude. Tire los pañuelos usados en un bote de basura forrado; lávese inmediatamente las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos o lávese las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga 60 a 95% de alcohol, cubra todas las superficies de sus manos y frótelas hasta que se sientan secas. El jabón y el agua deben usarse preferentemente si las manos están visiblemente sucias.

Lávese las manos con frecuencia:

Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos o lávese las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga 60 a 95% de alcohol, cubra todas las superficies de sus manos y frótelas juntas hasta que se sientan secas. El jabón y el agua deben usarse preferentemente si las manos están visiblemente sucias. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.

Evite compartir artículos personales del hogar:

No debe compartir platos, vasos, vasos, utensilios para comer, toallas o ropa de cama con otras personas o mascotas en su hogar. Después de usar estos artículos, se deben lavar a fondo con agua y jabón.

Limpie todas las superficies de “alto contacto” todos los días:

Las superficies de alto contacto incluyen mostradores, mesas, perillas de las puertas, accesorios de baño, inodoros, teléfonos, teclados, tabletas y mesitas de noche. Además, limpie cualquier superficie que pueda tener sangre, heces o líquidos corporales. Use un espray o una toallita de limpieza doméstica, de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta. Las etiquetas contienen instrucciones para el uso seguro y efectivo del producto de limpieza, incluidas las precauciones que debe tomar al aplicar el producto, como usar guantes y asegurarse de tener una buena ventilación durante el uso del producto.

Controle sus síntomas:

Busque atención médica inmediata si su enfermedad está empeorando (por ejemplo, dificultad para respirar). Antes de buscar atención, llame a su proveedor de atención médica y dígale que tiene o está siendo evaluado por COVID-19. Póngase una máscara facial antes de ingresar a las instalaciones. Estos pasos ayudarán al consultorio del proveedor de atención médica a evitar que otras personas en el consultorio o la sala de espera se infecten o se expongan. Pídale a su proveedor de atención médica que llame al local o al departamento de salud. Las personas que se someten a un control activo o un autocontrol facilitado deben seguir las instrucciones proporcionadas por su departamento de salud local o profesionales de la salud ocupacional, según corresponda. Si tiene una emergencia médica y necesita llamar al servicios de ambulancias, notifique al personal de despacho que tiene o está siendo evaluado por COVID-19. Si es posible, póngase una mascarilla antes de que lleguen los servicios médicos de emergencia.

Interrupción del aislamiento en el hogar

Los pacientes con COVID-19 confirmado deben permanecer bajo precauciones de aislamiento en el hogar hasta que se considere que el riesgo de transmisión secundaria a otros es bajo. La decisión de suspender las precauciones de aislamiento en el hogar debe tomarse caso por caso, en consulta con los proveedores de atención médica y los departamentos de salud estatales y locales.

Estigma relacionado con COVID- 19

El riesgo de contraer la enfermedad por coronavirus 2019 es actualmente bajo en los EE. UU. Debido en parte a la acción rápida de las autoridades de salud. Sin embargo, algunas personas están preocupadas por la enfermedad. El miedo y la ansiedad pueden conducir al estigma social hacia los chinos u otros asiáticos estadounidenses. El estigma y la discriminación pueden ocurrir cuando las personas asocian una enfermedad infecciosa, como COVID-19, con una población o nacionalidad, aunque no todas las personas de esa población o de esa región están específicamente en riesgo de contraer la enfermedad (por ejemplo, los estadounidenses de origen chino y otros asiáticos estadounidenses que viven en los Estados Unidos). El estigma perjudica a todos al crear más miedo o enojo hacia las personas comunes en lugar de la enfermedad que está causando el problema. Podemos luchar contra el estigma y ayudar a no lastimar a otros brindando apoyo social. Podemos comunicar los hechos de que ser chino o asiático americano no aumenta las posibilidades de obtener o difundir COVID-19.

Las personas, incluidas las de ascendencia asiática, que no han viajado recientemente a China o que han estado en contacto con una persona que es un caso confirmado o sospechoso de COVID-19, no corren un mayor riesgo de adquirir y propagar COVID-19 que otros estadounidenses.

  • Los virus no pueden atacar a personas de poblaciones específicas, etnias o con antecedentes raciales.
  • Las personas de China en los EE. UU. pueden estar preocupadas o ansiosas por los amigos y familiares que viven en la región. Enfrentarse al estigma puede empeorar el miedo y la ansiedad. El apoyo social durante este brote puede ayudarlos a hacer frente.

Las personas que han regresado de China hace más de 14 días y no tienen síntomas no están infectadas con el virus y el contacto con ellas no le dará el virus.

  • Las personas que han viajado a áreas donde está ocurriendo el brote de COVID-19 para ayudar han prestado un servicio valioso a todos al ayudar a garantizar que esta enfermedad no se propague más.
  • Ayudar a combatir un brote puede ser un desafío mental y emocional. Estos ayudantes necesitan apoyo social a su regreso.
  • El gobierno de los EE. UU. Ha tomado medidas sin precedentes relacionadas con los viajes en respuesta a la creciente amenaza a la salud pública que plantea este nuevo coronavirus, incluida la suspensión de la entrada en los Estados Unidos de ciudadanos extranjeros que han visitado China en los últimos 14 días. También se están implementando medidas para detectar este virus entre aquellos a quienes se les permite ingresar a los Estados Unidos (ciudadanos estadounidenses, residentes y familiares) que han estado en China dentro de los 14 días.

Los comunicadores y los funcionarios de salud pública pueden ayudar a contrarrestar el estigma durante la respuesta COVID-19.

  • Mantener la privacidad y confidencialidad de quienes buscan atención médica y de quienes pueden ser parte de cualquier investigación de contacto.
  • Comunicación oportuna del riesgo o falta de riesgo de las asociaciones con productos, personas y lugares.
  • Crear conciencia sobre COVID-19 sin aumentar el miedo.
  • Comparta información precisa sobre cómo se propaga el virus.
  • Hablar contra los comportamientos negativos, incluidas las declaraciones negativas en las redes sociales sobre grupos de personas, o la exclusión de personas que no representan un riesgo de las actividades regulares.
  • Tenga cuidado con las imágenes que se comparten.
  • Asegúrese de que no refuercen los estereotipos. Interactúe con grupos estigmatizados en persona y a través de canales de medios, incluidos los medios de comunicación y las redes sociales.
  • Comparta la necesidad de apoyo social para las personas que han regresado de China o están preocupadas por amigos o familiares en la región afectada.

Comparta datos no rumores

Conozca los hechos sobre la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) y ayude a detener la propagación de rumores.

Para obtener información actualizada, visite la página de resumen de situación de la enfermedad de coronavirus 2019 de los CDC https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/summary.html

Hecho 1: Las enfermedades pueden enfermar a cualquiera, independientemente de su raza o etnia.

Las personas de ascendencia asiática, incluidos los estadounidenses de origen chino, no tienen más probabilidades de contraer COVID-19 que cualquier otro estadounidense. Ayude a detener el miedo haciendo saber a las personas que ser de ascendencia asiática no aumenta la posibilidad de contraer o propagar COVID-19.

Hecho 2: El riesgo de contraer COVID-19 en los EE. UU. Es actualmente bajo.

Los funcionarios de salud pueden controlar a algunas personas que han viajado a lugares donde muchas personas se han enfermado con COVID-19 para proteger su salud y la salud de otras personas en la comunidad.

Hecho 3: Alguien que ha completado la cuarentena o ha sido liberado del aislamiento no representa un riesgo de infección para otras personas.

Para obtener información actualizada, visite la página de resumen de la situación de la enfermedad por coronavirus de los CDC https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/summary.html.

Hecho 4: Usted puede ayudar a detener COVID-19 conociendo los signos y síntomas:

  • Fiebre
  • Tos
  • Falta de aliento

Busque atención médica si ha viajado a China en los últimos 14 días y se siente enfermo. Llame antes de ir al consultorio de un médico o a la sala de emergencias. Cuéntales sobre tu viaje reciente y tus síntomas.

Hecho 5: Hay cosas simples que puede hacer para ayudar a mantenerse saludable y mantener a otros saludables.

  • Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño; antes de comer; y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • Quédese en casa cuando esté enfermo.
  • Cubra su tos o estornude con un pañuelo desechable, luego tírelo a la basura.

Aspectos básicos de la enfermedad

coronavirus ciudades vacias

¿Qué es un nuevo coronavirus?

Un nuevo coronavirus es un virus que no ha sido identificado previamente. El virus que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) no es lo mismo que los coronavirus que circulan comúnmente entre los humanos y causan enfermedades leves, como el resfriado común. Un diagnóstico con coronavirus 229E, NL63, OC43 o HKU1 no es lo mismo que un diagnóstico de COVID-19. Los pacientes con COVID-19 serán evaluados y atendidos de manera diferente a los pacientes con diagnóstico común de coronavirus.

¿Por qué la enfermedad que causa el brote ahora se llama enfermedad por coronavirus 2019, COVID-19?

El 11 de febrero de 2020, la Organización Mundial de la Salud anunció un nombre oficial para la enfermedad que está causando el nuevo brote de coronavirus de 2019, identificado por primera vez en Wuhan, China. El nuevo nombre de esta enfermedad es la enfermedad por coronavirus 2019, abreviada como COVID-19. En COVID-19, ‘CO’ significa ‘corona, VI’ para ‘virus y’ D ‘para enfermedad. Anteriormente, esta enfermedad se denominaba “coronavirus novedoso de 2019” o “2019-nCoV”. Hay muchos tipos de coronavirus humanos, incluidos algunos que comúnmente causan enfermedades leves del tracto respiratorio superior. COVID-19 es una enfermedad nueva, causada por un nuevo (o nuevo) corona-virus que no se había visto previamente en humanos. El nombre de esta enfermedad se seleccionó siguiendo las mejores prácticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para nombrar nuevas enfermedades infecciosas humanas.

¿Cuál es el nombre del virus que causa el brote de la enfermedad del virus corona a partir de 2019?

coronavirus chinos

El 11 de febrero de 2020, el Comité Internacional de Taxonomía de Virus, acusado de nombrar nuevos virus, nombró el nuevo coronavirus, identificado por primera vez en Wuhan, China, coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo, acortado a SARS-CoV-2. Como su nombre lo indica, el virus está relacionado con el coronavirus asociado al SARS (SARS-CoV) que causó un brote de síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2002- 2003, sin embargo, no es el mismo virus.

¿Cuál es la fuente de COVID-19?

Los coronavirus son una gran familia de virus. Algunos causan enfermedades en las personas y otros, como los coronavirus caninos y felinos, solo infectan a los animales. En raras ocasiones, los coronavirus animales que infectan a los animales han surgido para infectar a las personas y pueden propagarse entre las personas. Se sospecha que esto ocurrió para el virus que causa COVID-19. El Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) son otros dos ejemplos de coronavirus que se originaron en animales y luego se propagaron a las personas.

¿Cómo se propaga el virus que causa la enfermedad de Coronavirus-2019 (COVID-19)?

Este virus se detectó por primera vez en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China. Las primeras infecciones estaban relacionadas con un mercado de animales vivos, pero el virus ahora se está propagando de persona a persona. Es importante tener en cuenta que la propagación de persona a persona puede ocurrir en de forma continua. Algunos virus son altamente contagiosos (como el sarampión), mientras que otros virus lo son menos. Actualmente, no está claro qué tan fácil o sostenible se está propagando este virus entre las personas.

¿Puede alguien que ha tenido COVID-19 transmitir la enfermedad a otros?

El virus que causa COVID-19 se está propagando de persona a persona. Alguien que está activamente enfermo con COVID-19 puede transmitir la enfermedad a otros. Es por eso que los CDC recomiendan que estos pacientes sean aislados en el hospital o en el hogar (dependiendo de qué tan enfermos estén) hasta que estén mejor y ya no presenten un riesgo de infectar a otros. El tiempo que una persona está enferma de manera activa puede variar, por lo que la decisión sobre cuándo liberar a alguien del aislamiento se toma caso por caso en consulta con médicos, expertos en prevención y control de infecciones y funcionarios de salud pública e implica considerar aspectos específicos de cada situación incluyendo la gravedad de la enfermedad, los signos y síntomas de la enfermedad y los resultados de las pruebas de laboratorio para ese paciente. La orientación actual de los CDC sobre cuándo está bien liberar a alguien del aislamiento se realiza caso por caso e incluye el cumplimiento de todos los siguientes requisitos:

  • El paciente no tiene fiebre sin el uso de medicamentos para reducir la fiebre.
  • El paciente ya no muestra síntomas, como tos.
  • El paciente ha dado negativo en al menos dos muestras respiratorias consecutivas recolectadas con al menos 24 horas de diferencia.

No se considera que alguien que ha sido liberado del aislamiento presente un riesgo de infección para otros.

¿Puede alguien que ha sido puesto en cuarentena por COVID-19 transmitir la enfermedad a otros?

Cuarentena significa separar a una persona o grupo de personas que han estado expuestas a una enfermedad contagiosa pero que no han desarrollado enfermedad (síntomas) de otras personas que no han estado expuestas, para prevenir la posible propagación de esa enfermedad. La cuarentena generalmente se establece durante el período de incubación de la enfermedad transmisible, que es el período de tiempo durante el cual las personas han desarrollado la enfermedad después de la exposición. Para COVID-19, el período de cuarentena es de 14 días a partir de la última fecha de exposición, porque 14 días es el período de incubación más largo observado para coronavirus similares. Alguien que ha sido liberado de la cuarentena COVID- 19 no se considera un riesgo de propagar el virus a otros porque no han desarrollado la enfermedad durante el período de incubación.

¿Por qué alguien podría culpar o evitar a individuos y grupos (crear estigma) debido a COVID-19?

Las personas en los EE. UU. Pueden estar preocupadas o ansiosas por los amigos y familiares que viven o visitan áreas donde se está propagando COVID-19. Algunas personas están preocupadas por la enfermedad. El miedo y la ansiedad pueden conducir al estigma social, por ejemplo, hacia los chinos u otros asiáticos estadounidenses o las personas que estaban en cuarentena.

El estigma es la discriminación contra un grupo identificable de personas, un lugar o una nación. El estigma se asocia con una falta de conocimiento sobre cómo se propaga COVID-19, la necesidad de culpar a alguien, los temores sobre la enfermedad y la muerte, y los chismes que propagan rumores y mitos.

El estigma perjudica a todos al crear más miedo o enojo hacia las personas comunes en lugar de la enfermedad que está causando el problema.

¿Cómo pueden las personas ayudar a detener el estigma relacionado con COVID-19?

Las personas pueden combatir el estigma y ayudar, no lastimar, a otros brindando apoyo social. Contrarresta el estigma aprendiendo y compartiendo hechos. Comunicar los hechos de que los virus no se dirigen a grupos raciales o étnicos específicos y cómo se propaga realmente COVID-19 puede ayudar a detener el estigma.

¿El coronavirus que causa COVID-19 es el mismo que el virus MERS-CoV o el virus SARS-CoV?

No. Los coronavirus son una gran familia de virus. Algunos coronavirus causan enfermedades similares al resfriado en las personas. Otros causan enfermedades en ciertos tipos de animales, como ganado, camellos y murciélagos. En raras ocasiones, los coronavirus animales pueden propagarse a las personas. Esto sucedió con SARS-CoV y MERS-CoV. El virus que causa COVID-19 probablemente también se originó en un animal y se propagó a los humanos. El coronavirus más similar al virus que causa COVID-19 es el SARS-CoV. Hay investigaciones en curso para obtener más información. La situación está cambiando y la información se actualizará a medida que esté disponible.

Prevención

¿Qué debo hacer si tuve contacto cercano con alguien que tiene COVID-19?

Los miembros del hogar, las parejas íntimas y los cuidadores en un entorno no médico pueden tener contacto cercano con una persona con COVID-19 sintomático confirmado por laboratorio o una persona bajo investigación. Los contactos cercanos deben controlarse; debe llamar a su proveedor de atención médica de inmediato si desarrollan síntomas sugestivos de COVID-19 (por ejemplo, fiebre, tos, falta de aliento).

Los contactos cercanos también deben seguir estas recomendaciones:

Asegúrese de comprender y ayudar al paciente a seguir las instrucciones de su proveedor de atención médica para los medicamentos y la atención. Debe ayudar al paciente con necesidades básicas en el hogar y brindar apoyo para obtener alimentos, recetas y otras necesidades personales.

Monitoree los síntomas del paciente. Si el paciente se enferma, llame a su proveedor de atención médica y dígale que el paciente tiene COVID-19 confirmado por laboratorio. Esto ayudará a que el consultorio del proveedor de atención médica tome medidas para evitar que otras personas en el consultorio o la sala de espera se infecten. Pídale al proveedor de atención médica que llame al departamento de salud local o estatal para obtener orientación adicional. Si el paciente tiene una emergencia médica y necesita llamar una ambulancia, notifique al personal de despacho que el paciente tiene o está siendo evaluado por COVID-19.

Los miembros del hogar deben permanecer en otra habitación o estar separados del paciente tanto como sea posible. Los miembros del hogar deben usar un dormitorio y baño separados, si están disponibles.

Prohibir a los visitantes que no tienen una necesidad esencial estar en el hogar. Los miembros del hogar deben cuidar a cualquier mascota en el hogar. No manipule mascotas u otros animales mientras esté enfermo. Para obtener más información, consulte COVID-19 y Animales.

Asegúrese de que los espacios compartidos en el hogar tengan un buen flujo de aire, un aire acondicionado o una ventana abierta, si el clima lo permite.

Realice higiene de manos con frecuencia. Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos o use un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga 60 a 95% de alcohol, cubra todas las superficies de sus manos y frótelas hasta que se sientan secas. El jabón y el agua deben usarse preferentemente si las manos están visiblemente sucias.

Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.

Usted y el paciente deben usar una máscara facial si están en la misma habitación. Use una máscara facial desechable y guantes cuando toque o tenga contacto con la sangre, las heces o los fluidos corporales del paciente, como la saliva, el esputo, el moco nasal, el vómito y la orina. Tire las mascarillas y guantes desechables después de usarlos. No reutilizar.

Al retirar el equipo de protección personal, primero quítese y deseche los guantes. Luego, lávese inmediatamente las manos con agua y jabón o desinfectante para manos a base de alcohol. Luego, quítese y deseche la mascarilla facial, e inmediatamente limpie sus manos nuevamente con agua y jabón o desinfectante para manos a base de alcohol.

Evite compartir artículos del hogar con el paciente. No debe compartir platos, vasos, vasos, utensilios para comer, toallas, ropa de cama u otros artículos. Después de que el paciente use estos artículos, debe lavarlos a fondo (consulte a continuación “Lavar bien la ropa”).

Limpie todas las superficies “de alto contacto”, como mostradores, mesas, perillas de las puertas, accesorios de baño, inodoros, teléfonos, teclados, tabletas y mesitas de noche, todos los días. Además, limpie cualquier superficie que pueda tener sangre, heces o líquidos corporales.

Use un aerosol o toallita de limpieza doméstica, de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta. Las etiquetas contienen instrucciones para el uso seguro y efectivo del producto de limpieza, incluidas las precauciones que debe tomar al aplicar el producto, como usar guantes y asegurarse de tener buena ventilación durante el uso del producto.

Lave bien la ropa.

Quítese y lave inmediatamente la ropa o ropa de cama que contenga sangre, heces o fluidos corporales. Use guantes desechables mientras maneja artículos sucios y mantenga los artículos sucios lejos de su cuerpo. Lávese las manos (con agua y jabón o un desinfectante para manos a base de alcohol) inmediatamente después de quitarse los guantes.

Lea y siga las instrucciones en las etiquetas de la ropa o artículos de ropa y detergente. En general, use un detergente para ropa normal de acuerdo con las instrucciones de la lavadora y seque completamente usando las temperaturas más cálidas recomendadas en la etiqueta de la ropa.

Coloque todos los guantes desechables usados, mascarillas y otros artículos contaminados en un recipiente forrado antes de desecharlos con otros desechos domésticos. Lávese las manos (con agua y jabón o un desinfectante para manos a base de alcohol) inmediatamente después de manipular estos artículos. El jabón y el agua deben usarse preferentemente si las manos están visiblemente sucias. Discuta cualquier pregunta adicional con su departamento de salud estatal o local o proveedor de atención médica.

 ¿Los CDC recomiendan el uso de mascarillas en la comunidad para prevenir COVID-19?

Los CDC no recomiendan que las personas que están bien se pongan una mascarilla para protegerse de enfermedades respiratorias, incluido COVID-19. Solo debe usar una máscara si un profesional de la salud lo recomienda. Las personas con COVID-19 deben usar una máscara facial y mostrar síntomas. Esto es para proteger a otros del riesgo de infectarse.

El uso de máscaras faciales también es crucial para los trabajadores de la salud y otras personas que cuidan a alguien infectado con COVID-19 en entornos cercanos (en el hogar o en un centro de atención médica).

Información médica

¿Cuáles son los síntomas y las complicaciones que puede causar COVID-19?

Los síntomas actuales informados para pacientes con COVID- 19 han incluido enfermedad respiratoria leve a severa con fiebre, tos y dificultad para respirar.

¿Debería hacerme la prueba de COVID-19?

Si desarrolla fiebre y síntomas de enfermedades respiratorias, como tos o falta de aire, dentro de los 14 días posteriores al viaje desde China, debe llamar a un profesional de la salud y mencionar su viaje reciente o contacto cercano. Si ha tenido contacto cercano con alguien que muestra estos síntomas y que recientemente viajó desde esta área, debe llamar con anticipación a un profesional de la salud y mencionar su contacto cercano y su reciente viaje. Su profesional de la salud trabajará con el departamento de salud pública de su estado y los CDC para determinar si necesita hacerse la prueba de COVID-19.

¿Cómo evalúa a una persona para COVID-19?

En este momento, las pruebas de diagnóstico para COVID-19 solo se pueden realizar en los CDC. Los departamentos de salud estatales y locales que han identificado a una persona bajo investigación (PUI) deben notificar de inmediato al Centro de Operaciones de Emergencia (EOC) de los CDC para informar el PUIl y determinar si se indica la prueba de COVID-19 en los CDC. El EOC ayudará a los departamentos de salud locales / estatales a recolectar, almacenar y enviar especímenes de manera apropiada a los CDC, incluso durante las horas posteriores a la semana o los fines de semana / días festivos.

¿Puede una persona dar negativo y luego dar positivo por COVID-19?

Usando la prueba de diagnóstico desarrollada por los CDC, un resultado negativo significa que el virus que causa COVID-19 no se encontró en la muestra de la persona. En las primeras etapas de la infección, es posible que no se detecte el virus. Para COVID- 19, un resultado de prueba negativo para una muestra recolectada mientras la persona tiene síntomas probablemente significa que el virus COVID-19 no está causando su enfermedad actual.

¿Qué deben hacer los profesionales de la salud y los departamentos de salud?

Para recomendaciones y orientación sobre personas bajo investigación; control de infecciones, incluida la orientación del equipo de protección personal; cuidado en el hogar y aislamiento; e investigación de casos, consulte Información para profesionales de la salud: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019- nCoV/hcp/clinical-criterios.html.

Para obtener información sobre la recolección y el envío de muestras, consulte Información para laboratorios: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019- nCoV/lab/index.html.

Para obtener información para profesionales de la salud pública sobre COVID-19, consulte Información para la salud pública Profesionales: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/php/index.html.

Información sobre COVID-19 y mujeres embarazadas y niños

Actualmente no hay información de informes científicos publicados sobre la susceptibilidad de las mujeres embarazadas a COVID-19. Las mujeres embarazadas experimentan cambios inmunológicos y fisiológicos que pueden hacerlas más susceptibles a las infecciones respiratorias virales, incluido COVID-19.

No hay evidencia de que los niños sean más susceptibles al COVID-19. De hecho, la mayoría de los casos confirmados de COVID-19 reportados desde China han ocurrido en adultos. Se han informado infecciones en niños, incluso en niños muy pequeños. Hay una investigación en curso para determinar más sobre este brote. Esta es una situación en rápida evolución y la información se actualizará a medida que esté disponible. La información sobre niños y mujeres embarazadas y COVID-19 está disponible en esta página.

Preguntas y respuestas frecuentes: enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) y embarazo

¿Las mujeres embarazadas son más susceptibles a la infección o tienen un mayor riesgo de enfermedad grave, morbilidad o mortalidad con COVID-19, en comparación con el público en general?

No tenemos información de informes científicos publicados sobre la susceptibilidad de las mujeres embarazadas a COVID-19. Las mujeres embarazadas experimentan cambios inmunológicos y fisiológicos que pueden hacerlas más susceptibles a las infecciones respiratorias virales, incluido COVID-19. Las mujeres embarazadas también pueden estar en riesgo de enfermedad grave, morbilidad o mortalidad en comparación con la población general, como se observa en los casos de otras infecciones por coronavirus relacionadas [incluido el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV) y el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERSCOV) ] y otras infecciones virales respiratorias, como la gripe, durante el embarazo.
Aunque se ha observado la propagación de persona a persona del virus que causa COVID-19 en los Estados Unidos entre contactos cercanos, este virus no se está propagando actualmente entre las personas de la comunidad en los Estados Unidos y el riesgo inmediato para el público en general es bajo. Las mujeres embarazadas deben realizar acciones preventivas habituales para evitar infecciones, como lavarse las manos con frecuencia y evitar a las personas enfermas.

¿Las mujeres embarazadas con COVID-19 tienen un mayor riesgo de resultados adversos en el embarazo?

No tenemos información sobre resultados adversos del embarazo en embarazadas mujeres con COVID-19. Se ha observado pérdida de embarazo, incluyendo aborto espontáneo y muerte fetal, en casos de infección con otros coronavirus relacionados [SARS-COV y MERS-CoV] durante el embarazo. Las fiebres altas durante el primer trimestre del embarazo pueden aumentar el riesgo de ciertos defectos congénitos.

¿El personal de atención médica embarazada está en mayor riesgo de resultados adversos si atiende a pacientes con CCOVID-19?

El personal de atención médica embarazada (PS) debe seguir las pautas de evaluación de riesgos y control de infecciones para los PS expuestos a pacientes con sospecha o confirmación de COVID-19. El cumplimiento de las prácticas recomendadas de prevención y control de infecciones es una parte importante de la protección de todos los profesionales sanitarios en entornos sanitarios. La información sobre COVID-19 en el embarazo es muy limitada; Es posible que las instalaciones deseen considerar limitar la exposición de los profesionales de la salud embarazadas a pacientes con COVID-19 confirmado o sospechado, especialmente durante los procedimientos de mayor riesgo (por ejemplo, procedimientos de generación de aerosoles) si es factible en función de la disponibilidad de personal.

¿Pueden las mujeres embarazadas con COVID-19 transmitir el virus a su feto o recién nacido (es decir, transmisión vertical)?

Se cree que el virus que causa COVID-19 se propaga principalmente por contacto cercano con una persona infectada a través de gotitas respiratorias. Todavía se desconoce si una mujer embarazada con COVID-19 puede transmitir el virus que causa COVID-19 a su feto o al recién nacido por otras vías de transmisión vertical (antes, durante o después del parto). Sin embargo, en series de casos recientes limitadas de bebés nacidos de madres con COVID-19 publicados en la literatura revisada por pares, ninguno de los bebés ha dado positivo por el virus que causa COVID-19. Además, el virus no se detectó en muestras de líquido amniótico o leche materna. Se dispone de información limitada sobre la transmisión vertical para otros coronavirus (MERS-CoV y SARS-CoV), pero no se ha informado de la transmisión vertical para estas infecciones.

¿Los bebés nacidos de madres con COVID-19 durante el embarazo tienen un mayor riesgo de resultados adversos?

Según informes de casos limitados, se informaron resultados adversos en los lactantes (p. Ej., Parto prematuro) entre los bebés nacidos de madres positivas para COVID-19 durante el embarazo. Sin embargo, no está claro que estos resultados estuvieran relacionados con la infección materna, y en este momento no se conoce el riesgo de resultados adversos en el lactante.
Dada la limitada información disponible relacionada con COVID-19 durante el embarazo, el conocimiento de los resultados adversos de otras infecciones virales respiratorias puede proporcionar alguna información. Por ejemplo, otras infecciones virales respiratorias durante el embarazo, como la influenza, se han asociado con resultados neonatales adversos, como bajo peso al nacer y parto prematuro. Además, tener un resfriado o gripe con fiebre alta al principio del embarazo puede aumentar el riesgo de ciertos defectos congénitos. Los bebés nacieron prematuros y / o pequeños para la edad gestacional de madres con otras infecciones por coronavirus, SARSCOV y MERS-CoV, durante el embarazo.

¿Existe el riesgo de que COVID-19 en una mujer embarazada o un recién nacido pueda tener efectos a largo plazo en la salud y el desarrollo del bebé que pueden requerir apoyo clínico más allá de la infancia?

En este momento, no hay información sobre los efectos a largo plazo en la salud de los bebés con COVID-19 o aquellos expuestos al virus que causa COVID-19 en el útero.

En general, la prematuridad y el bajo peso al nacer se asocian con efectos adversos para la salud a largo plazo.

¿La enfermedad materna con COVID-19 durante la lactancia está asociada con un riesgo potencial para un lactante?

Se ha informado de transmisión de persona a persona por contacto cercano con una persona con COVID-19 confirmado y se cree que ocurre principalmente a través de gotas respiratorias producidas cuando una persona con infección tose o estornuda En series de casos limitadas informadas hasta la fecha, no se ha encontrado evidencia de virus en la leche materna de mujeres con COVID-19. No hay información disponible sobre la transmisión del virus que causa COVID-19 a través de la leche materna (es decir, si el virus infeccioso está presente en la leche materna de una mujer infectada). En informes limitados de mujeres lactantes infectadas con SARS-CoV, el virus no se ha detectado en la leche materna; sin embargo, se detectaron anticuerpos contra SARS- CoV en al menos una muestra.

Orientación provisional sobre la lactancia materna para una madre confirmada o bajo investigación para COVID-19

Esta orientación provisional está destinada a mujeres a quienes se les confirmó que tienen COVID-19 o que están bajo investigación (PUI) por COVID-19 y actualmente están amamantando. Esta guía provisional se basa en lo que se sabe actualmente sobre COVID- 19 y la transmisión de otras infecciones respiratorias virales. Los CDC actualizarán esta guía provisional según sea necesario a medida que se disponga de información adicional. Para obtener orientación sobre la lactancia materna en el entorno posparto inmediato, consulte https://www.cdc.gov/coronavirus/2019- ncov/hcp/inpatient-obstetric-healthcare-guide.html.

Transmisión de COVID-19 a través de la leche materna

Se desconoce mucho sobre cómo se transmite COVID-19. Se cree que la propagación de persona a persona ocurre principalmente a través de gotitas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose o estornuda, de manera similar a cómo se propaga la influenza (gripe) y otros patógenos respiratorios. En estudios limitados en mujeres con COVID-19 y otra infección por coronavirus, Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV), el virus no se ha detectado en la leche materna; Sin embargo, no sabemos si las madres con COVID-19 pueden transmitir el virus a través de la leche materna.

Guía de lactancia materna de los CDC para otras enfermedades infecciosas

La leche materna brinda protección contra muchas enfermedades. Hay raras excepciones cuando no se recomienda amamantar o alimentar con leche materna extraída. Los CDC no tienen una guía específica para la lactancia materna durante la infección con virus similares como el SARS-CoV o el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS-COV).

Fuera del entorno posparto inmediato, los CDC recomiendan que una madre con gripe continúe amamantando o alimentando con leche materna extraída a su bebé mientras toma precauciones para evitar transmitir el virus a su bebé.

Orientación sobre la lactancia materna para madres con COVID-19 confirmado o bajo investigación para COVID-19

La leche materna es la mejor fuente de nutrición para la mayoría de los bebés. Sin embargo, se desconoce mucho sobre COVID-19. La madre debe determinar si y cómo comenzar o continuar la lactancia materna, en coordinación con su familia y los proveedores de atención médica. Una madre con COVID-19 confirmado o con un PUI sintomático debe tomar todas las precauciones posibles para evitar transmitir el virus a su bebé, incluso lavarse las manos antes de tocar al bebé y usar una máscara facial, si es posible, mientras se alimenta con el pecho. Si se extrae leche materna con un extractor de leche manual o eléctrico, la madre debe lavarse las manos antes de tocar las piezas de la bomba o el biberón y seguir las recomendaciones para una limpieza adecuada después de cada uso. Si es posible, considere pedirle a alguien que alimente bien la leche materna extraída al bebé.

Preguntas y respuestas frecuentes: enfermedad por coronavirus-2019 (COVID-19) y niños

¿Los niños son más susceptibles al virus que causa COVID- 19 en comparación con la población general y cómo se puede prevenir la infección?

No, no hay evidencia de que los niños sean más susceptibles. De hecho, la mayoría de los casos confirmados de COVID-19 reportados desde China han ocurrido en adultos. Se han informado infecciones en niños, incluso en niños muy pequeños. A partir de información limitada publicada de brotes anteriores de coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARSCOV) y del coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERSCOV), la infección entre los niños fue relativamente poco común.

La propagación de persona a persona del virus que causa COVID- 19 se ha observado entre los contactos cercanos de los viajeros que regresaron de la provincia de Hubei en China. Este virus no se está propagando actualmente en la comunidad en los Estados Unidos y el riesgo para el público en general es bajo. Los niños deben participar en las acciones preventivas habituales para evitar infecciones, como lavarse las manos con frecuencia usando agua y jabón o desinfectante para manos a base de alcohol, evitar a las personas enfermas y mantenerse al día con las vacunas, incluida la vacuna contra la gripe.

¿La presentación clínica de COVID-19 difiere en niños en comparación con adultos?

R: Informes limitados de niños con COVID-19 en China han descrito síntomas similares al resfriado, como fiebre, secreción nasal y tos. Se han informado síntomas gastrointestinales (vómitos y diarrea) en al menos un niño con COVID-19. Estos informes limitados sugieren que los niños con confirmación COVID-19 generalmente se ha presentado con síntomas leves, y aunque se han informado complicaciones graves (por ejemplo, síndrome de dificultad respiratoria aguda, shock séptico), parecen ser poco frecuentes.

¿Los niños tienen un mayor riesgo de enfermedad grave, morbilidad o mortalidad por la infección por COVID-19 en comparación con los adultos?

R: Ha habido muy pocos informes de los resultados clínicos para niños con COVID-19 hasta la fecha. Informes limitados de China sugieren que los niños con COVID-19 confirmado pueden presentar síntomas leves y, aunque se han informado complicaciones graves (por ejemplo, síndrome de dificultad respiratoria aguda, shock séptico), parecen ser poco comunes. Sin embargo, al igual que con otras enfermedades respiratorias, ciertas poblaciones de niños pueden tener un mayor riesgo de infección grave, como los niños con afecciones de salud subyacentes.

¿Hay algún tratamiento disponible para niños con COVID- 19?

Actualmente no hay medicamentos antivirales recomendados o autorizados por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. Para COVID-19. El manejo clínico incluye la implementación inmediata de las medidas recomendadas de prevención y control de infecciones en entornos de atención médica y el manejo de apoyo de complicaciones. Los niños y sus familiares deben realizar acciones preventivas habituales para prevenir la propagación de infecciones respiratorias, como cubrirse la tos, lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o desinfectante para manos a base de alcohol, y mantenerse al día con las vacunas, incluida la gripe.

Guía provisional para empresas y empleadores para planificar y responder a Enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)

Esta guía provisional se basa en lo que se conoce actualmente sobre la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) actualizarán esta guía provisional según sea necesario y a medida que se disponga de información adicional. Los CDC están trabajando en todo el Departamento de Salud y Servicios Humanos y en todo el gobierno de EE. UU. En la respuesta de salud pública a COVID-19. Se desconoce mucho sobre cómo se propaga el virus que causa COVID-19. El conocimiento actual se basa en gran medida en lo que se sabe sobre coronavirus similares.

Recursos de orientación de la industria de los CDC

Recursos para aerolíneas: https://www.cdc.gov/quarantine/air/managing-sick-travelers/ncov- airlines.html

Recursos para la industria de la navegación: https://www.cdc.gov/quarantine/maritime/index.html

Sector empresarial de los CDC

El Dr. Messonnier proporciona una actualización situacional sobre COVID-19 para los socios del sector privado de los CDC.

Los coronavirus son una gran familia de virus que son comunes en los humanos y en muchas especies diferentes de animales, incluidos camellos, vacas, gatos y murciélagos. En raras ocasiones, los coronavirus animales pueden infectar a las personas y luego propagarse entre las personas, como con MERS- CoV y SARS-CoV. El virus que causa COVID-19 se está propagando de persona a persona en China y se ha informado de una transmisión limitada de persona a persona en países fuera de China, incluido Estados Unidos. Sin embargo, las enfermedades respiratorias como la gripe estacional, actualmente están muy extendidas en muchas comunidades de los Estados Unidos.

La siguiente guía provisional puede ayudar a prevenir la exposición en el lugar de trabajo a enfermedades respiratorias agudas, incluido COVID-19, en entornos no sanitarios. La guía también proporciona consideraciones de planificación si hay brotes comunitarios más generalizados de COVID-19.

Para evitar el estigma y la discriminación en el lugar de trabajo, use solo la guía que se describe a continuación para determinar el riesgo de COVID-19. No haga determinaciones de riesgo en función de la raza o el país de origen, y asegúrese de mantener la confidencialidad de las personas con COVID-29 confirmado. Hay mucho más que aprender sobre la transmisibilidad, la gravedad y otras características de COVID-19 y las investigaciones están en curso.

Estrategias recomendadas para que los empleadores usen ahora:

Animar activamente a los empleados enfermos a quedarse en casa:

Se recomienda a los empleados que tienen síntomas de enfermedad respiratoria aguda que se queden en casa y no vengan a trabajar hasta que estén libres de fiebre (37.8 ° C o mayor usando un termómetro oral), signos de fiebre y cualquier otro síntoma durante al menos 24 horas, sin el uso de medicamentos para reducir la fiebre u otros medicamentos para alterar los síntomas (por ejemplo, supresores de la tos). Los empleados deben notificar a su supervisor y quedarse en casa si están enfermos.

Asegúrese de que sus políticas de licencia por enfermedad sean flexibles y consistentes con la guía de salud pública y que los empleados estén al tanto de estas políticas
Hable con las compañías que le brindan a su empresa empleados contratados o temporales sobre la importancia de que los empleados enfermos se queden en casa y aliéntelos a desarrollar políticas de licencia no punitivas.

No requiera una nota del proveedor de atención médica para los empleados que están enfermos con enfermedades respiratorias agudas para validar su enfermedad o regresar al trabajo, ya que las oficinas y las instalaciones médicas del proveedor de atención médica pueden estar extremadamente ocupadas y no pueden proporcionar dicha documentación de manera oportuna.

Los empleadores deben mantener políticas flexibles que permitan a los empleados quedarse en casa para cuidar a un familiar enfermo. Los empleadores deben ser conscientes de que es posible que más empleados deban quedarse en casa para cuidar a los niños u otros familiares enfermos de lo habitual de manera oportuna.

Empleados enfermos separados:

Los CDC recomiendan que los empleados que parecen tener síntomas agudos de enfermedad respiratoria (es decir, tos, falta de aliento) al llegar al trabajo o enfermarse durante el día se separen de otros empleados y se envíen a casa de inmediato. Los empleados enfermos deben cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar (o con un codo o un hombro si no hay pañuelo disponible).

Haga hincapié en quedarse en casa cuando esté enfermo, la etiqueta respiratoria y la higiene de las manos de todos los empleados:

Coloque carteles que alienten quedarse en casa cuando esté enfermo, tose y estornude la etiqueta, y la higiene de las manos en la entrada de su lugar de trabajo y en otras áreas del lugar de trabajo donde es probable que se vean.

Proporcione pañuelos desechables y receptáculos de eliminación sin contacto para el uso de los empleados.

Indique a los empleados que se laven las manos con frecuencia con un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga al menos 60-95% de alcohol, o que se laven las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos.

El jabón y el agua deben usarse preferentemente si las manos están visiblemente sucias. Proporcione jabón y agua y desinfectantes para manos a base de alcohol en el lugar de trabajo. Asegúrese de mantener los suministros adecuados.

Coloque las manos en múltiples lugares o en salas de conferencias para fomentar la higiene de las manos.

Visite el sitio web de etiqueta para toser y estornudar y manos limpias para obtener más información: https://www.cdc.gov/healthywater/hygiene/etiquette/coughingsnee zing.html y https://www.cdc.gov/handwashing/materials.html.

Realice una limpieza ambiental de rutina:

Limpie rutinariamente todas las superficies que se tocan con frecuencia en el lugar de trabajo, como estaciones de trabajo, encimeras y pomos de puertas. Use los agentes de limpieza que generalmente se usan en estas áreas y siga las instrucciones en la etiqueta.

No se recomienda desinfección adicional más allá de la limpieza de rutina en este momento.

Proporcione toallitas desechables para que los empleados puedan limpiar las superficies de uso común (por ejemplo, perillas de las puertas, teclados, controles remotos, escritorios) antes de cada uso.

Aconseje a los empleados antes de viajar que tomen ciertas medidas: Consulte los Avisos de salud del viajero de los CDC (https://wwwnc.cdc.gov/travel) para obtener las últimas pautas y recomendaciones para cada país al que viajará. La información de viaje específica para los viajeros que van y vienen de China, y la información para la tripulación aérea, se puede encontrar en el sitio web de los CDC: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019- ncov/travelers/index.html.

Aconseje a los empleados que se examinen a sí mismos para detectar síntomas de enfermedad respiratoria aguda (https://www.cdc.gov/coronavirus/- 2019ncov/about/symptoms.html) antes de comenzar el viaje y notificar a su supervisor y quedarse en casa si están enfermos.

Asegúrese de que los empleados que se enferman mientras viajan o en una asignación temporal entiendan que deben notificar a su supervisor y llamar a un proveedor de atención médica de inmediato si es necesario.

Si se encuentra fuera de los Estados Unidos, los empleados enfermos deben seguir la política de su compañía para obtener atención médica o comunicarse con un proveedor de atención médica o una compañía de asistencia médica en el extranjero para ayudarlos a encontrar un proveedor de atención médica adecuado en ese país. Un funcionario consular de los EE. UU. Puede ayudarlo a localizar servicios de atención médica.

Sin embargo, las embajadas, consulados e instalaciones militares de los EE. UU. No tienen la autoridad legal, la capacidad y los recursos para evacuar o dar medicamentos, vacunas o atención médica a ciudadanos privados de EE. UU. En el extranjero. Medidas adicionales en respuesta a las importaciones esporádicas actualmente en curso del COVID-19: los empleados que están bien pero que tienen un familiar enfermo en su hogar con COVID-19 deben notificar a su supervisor y consultar la guía de los CDC sobre cómo realizar una evaluación de riesgos (https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/php/risk- Assessment.html) de su posible exposición. Si se confirma que un empleado tiene COVID-19, los empleadores deben informar a sus compañeros de trabajo de su posible exposición al COVID-19 en el lugar de trabajo, pero mantener la confidencialidad según lo exige la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA). Los empleados expuestos a un compañero de trabajo con COVID-19 confirmado deben consultar la guía de los CDC sobre cómo realizar una evaluación de riesgos de su posible exposición.

Planificación para un posible brote de COVID-19

En este momento se desconoce la gravedad de la enfermedad o cuántas personas enfermarán por COVID-19. Si hay evidencia de un brote de COVID-19 en los EE. UU., Los empleadores deben planear poder responder de manera flexible a diferentes niveles de gravedad y estar preparados para refinar sus planes de respuesta comercial según sea necesario. Para el público estadounidense en general, como los trabajadores en entornos no sanitarios y donde es poco probable que las tareas laborales creen un mayor riesgo de exposición al COVID-19, el riesgo inmediato para la salud del COVID-19 se considera bajo. Los CDC y sus socios continuarán monitoreando los datos nacionales e internacionales sobre la gravedad de la enfermedad causada por COVID-19, difundirán los resultados de estas evaluaciones de vigilancia en curso y harán recomendaciones adicionales según sea necesario.

Consideraciones de planificación

Todos los empleadores deben considerar la mejor manera de disminuir la propagación de enfermedades respiratorias agudas y disminuir el impacto de COVID-19 en su lugar de trabajo en caso de un brote en los EE. UU. Deben identificar y comunicar sus objetivos, que pueden incluir uno o más de los siguientes: (a) reducir la transmisión entre el personal, (b) proteger a las personas que tienen un mayor riesgo de complicaciones de salud adversas, (c) mantener las operaciones comerciales y (d) minimizar los efectos adversos en otras entidades en sus cadenas de suministro. Algunas de las consideraciones clave al tomar decisiones sobre las respuestas apropiadas son:

Gravedad de la enfermedad (es decir, número de personas enfermas, hospitalización y tasas de mortalidad) en la comunidad donde se ubica el negocio;

Impacto de la enfermedad en los empleados que son vulnerables y pueden estar en mayor riesgo de complicaciones de salud adversas de COVID-19. Informe a los empleados que algunas personas pueden estar en mayor riesgo de enfermedades graves, como los adultos mayores y las personas con afecciones médicas crónicas.

Prepárese para un posible aumento en el número de ausencias de los empleados debido a enfermedades en los empleados y sus familiares, despidos de programas para la primera infancia y escuelas K-12 debido a altos niveles de absentismo o enfermedad:

Los empleadores deben planificar monitorear y responder al absentismo en el lugar de trabajo. Implemente planes para continuar con sus funciones comerciales esenciales en caso de que experimente un absentismo superior al habitual.

Capacite al personal para realizar funciones esenciales para que el lugar de trabajo pueda funcionar incluso si los miembros clave del personal están ausentes.

Evalúe sus funciones esenciales y la confianza que otros y la comunidad tienen en sus servicios o productos. Esté preparado para cambiar sus prácticas comerciales si es necesario para mantener operaciones críticas (por ejemplo, identificar proveedores alternativos, priorizar clientes o suspender temporalmente algunas de sus operaciones si es necesario).

Se alienta a los empleadores con más de una ubicación comercial a proporcionar a los gerentes locales la autoridad para tomar las medidas apropiadas en su negocio

Se recomienda encarecidamente la coordinación con los funcionarios de salud estatales y locales para todas las empresas para que la información oportuna y precisa pueda guiar las respuestas apropiadas en cada ubicación donde residen sus operaciones. Dado que la intensidad de un brote puede diferir según la ubicación geográfica, los funcionarios de salud locales emitirán orientación específica para sus comunidades.

Consideraciones importantes para crear un plan de respuesta a brotes de enfermedades infecciosas

Todos los empleadores deben estar listos para implementar estrategias para proteger a su fuerza laboral de COVID-19 y garantizar la continuidad de las operaciones. Durante un brote de COVID-19, todos los empleados enfermos deben quedarse en casa y lejos del lugar de trabajo, deben fomentarse la etiqueta respiratoria y la higiene de las manos, y la limpieza de rutina de las superficies comúnmente tocadas debe realizarse con regularidad.

Los empleadores deben:

  • Asegurarse de que el plan sea flexible e involucrar a sus empleados en el desarrollo y revisión de su plan.
  • Lleve a cabo una discusión o ejercicio enfocado utilizando su plan, para averiguar con anticipación si el plan tiene lagunas o problemas que deben corregirse.
  • Comparta su plan con los empleados y explique las políticas de recursos humanos, el lugar de trabajo y las flexibilidades laborales, y los pagos y beneficios estarán disponibles para ellos.
  • Comparta las mejores prácticas con otros negocios en sus comunidades (especialmente aquellos en su cadena de suministro), cámaras de comercio y asociaciones para mejorar los esfuerzos de respuesta de la comunidad.

Recomendaciones para un plan de respuesta a brotes de enfermedades infecciosas:

Identifique posibles exposiciones laborales y riesgos para la salud de sus empleados. OSHA tiene más información sobre cómo proteger a los trabajadores de posibles exposiciones: https://www.osha.gov/SLTC/covid19-/toCOVID-19

Revise las políticas de recursos humanos para asegurarse de que las políticas y prácticas sean consistentes con las recomendaciones de salud pública y con las leyes laborales estatales y federales existentes (para obtener más información sobre las responsabilidades del empleador, visite https://www.dol.gov/ del Departamento de Trabajo y los sitios web https://www.eeoc.gov/ de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo).

Explore si puede establecer políticas y prácticas, como sitios de trabajo flexibles (por ejemplo, teletrabajo) y horarios de trabajo flexibles (por ejemplo, turnos escalonados), para aumentar la distancia física entre los empleados y entre los empleados y otros si las autoridades de salud estatales y locales recomiendan el uso de estrategias de distanciamiento social. Para los empleados que pueden teletrabajar, los supervisores deben alentar a los empleados a teletrabajar en lugar de ingresar al lugar de trabajo hasta que los síntomas se resuelvan por completo. Asegúrese de tener la tecnología de la información y la infraestructura necesarias para admitir a varios empleados que pueden trabajar desde casa.

Identifique funciones comerciales esenciales, trabajos o roles esenciales y elementos críticos dentro de sus cadenas de suministro (por ejemplo, materias primas, proveedores, servicios / productos de subcontratistas y logística) necesarios para mantener las operaciones comerciales. Planifique cómo funcionará su negocio si aumenta el absentismo o si se interrumpen estas cadenas de suministro.

Establezca autoridades, disparadores y procedimientos para activar y terminar el plan de respuesta a brotes de enfermedades infecciosas de la compañía, alterar las operaciones comerciales (por ejemplo, posiblemente cambiar o cerrar operaciones en las áreas afectadas) y transferir el conocimiento comercial a los empleados clave. Trabaje en estrecha colaboración con los funcionarios de salud locales para identificar estos disparadores.

Planifique minimizar la exposición entre los empleados y también entre los empleados y el público, si los funcionarios de salud pública piden distanciamiento social.

Establezca un proceso para comunicar información a los empleados y socios comerciales sobre sus planes de respuesta a brotes de enfermedades infecciosas y la información más reciente de COVID-19. Anticipe el miedo, la ansiedad, los rumores y la información errónea de los empleados, y planifique las comunicaciones en consecuencia.

En algunas comunidades, los programas para la primera infancia y las escuelas K-12 pueden ser descartados, particularmente si el COVID-19 empeora. Determine cómo va a operar si el absentismo aumenta debido al aumento de empleados enfermos, aquellos que se quedan en casa para cuidar a los miembros de la familia enfermos y aquellos que deben quedarse en casa para vigilar a sus hijos si son despedidos de la escuela. Las empresas y otros empleadores deben prepararse para instituir un lugar de trabajo flexible y dejar políticas para estos empleados.
Las condiciones locales influirán en las decisiones que tomen los funcionarios de salud pública con respecto a las estrategias a nivel comunitario; Los empleadores deben tomarse el tiempo ahora para aprender sobre los planes establecidos en cada comunidad donde tienen un negocio.

Si hay evidencia de un brote de COVID-19 en los EE. UU., Considere cancelar un viaje de negocios no esencial a países adicionales según la guía de viaje en el sitio web de los CDC (https://www.cdc.gov/coronavirus/-2019ncov/travelers/index.html)

Otros países pueden imponer restricciones de viaje, lo que puede limitar la capacidad de los empleados de regresar a sus hogares si se enferman durante el viaje.

Considere cancelar grandes reuniones o eventos relacionados con el trabajo.

Involucrar a los departamentos de salud estatales y locales para confirmar canales de comunicación y métodos para la difusión de información sobre brotes locales.

Guía de mitigación comunitaria para la respuesta a COVID-19: Intervenciones no farmacéuticas para la preparación comunitaria y la respuesta a brotes

Las intervenciones no farmacéuticas (NPIS) son acciones de salud pública que pueden retrasar la propagación de enfermedades respiratorias emergentes como COVID-19 para las cuales las vacunas y los tratamientos farmacológicos no se encuentran disponibles aún. Incluyen medidas de protección personal implementadas por individuos y medidas comunitarias implementadas por las comunidades afectadas. Los NPIS se utilizan para desarrollar la preparación de la comunidad en comunidades sin enfermedad conocida de COVID-19 y para apoyar las respuestas a brotes en comunidades donde se han producido casos locales o grupos de enfermedades.

NPIS para la preparación comunitaria

Los CDC recomiendan que las personas y las familias sigan las medidas preventivas diarias:

Aislamiento voluntario en el hogar: quédese en casa cuando esté enfermo con síntomas de enfermedades respiratorias. En la actualidad, estos síntomas son más probables debido a la influenza u otros virus respiratorios que al virus relacionado con COVID-19.

Etiqueta respiratoria: cubra la tos y los estornudos con un pañuelo de papel, luego tírelo a la basura.

Higiene de las manos: Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos; especialmente después de ir al baño; antes de comer; y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante para manos a base de alcohol con 60% -95% de alcohol.

Acción de salud ambiental: limpie de manera rutinaria las superficies y objetos que se tocan con frecuencia

El uso rutinario de estas medidas por parte de las personas y sus familias aumentará la capacidad de recuperación y la preparación de la comunidad para responder a un brote.

NPIS para brotes de COVID-19 en las comunidades

Medidas de protección personal

Durante un brote en su comunidad, los CDC recomiendan las medidas preventivas diarias enumeradas anteriormente, especialmente quedarse en casa cuando están enfermos, y tomar estas medidas adicionales:

Mantenerse alejado de otras personas que están enfermas.

Limitar el contacto cara a cara con los demás tanto como sea posible

Consultar con su proveedor de atención médica si usted o los miembros de su hogar tienen un alto riesgo de complicaciones de COVID-19

Usar una máscara facial si así lo recomienda su proveedor de atención médica o un proveedor de salud pública oficial

Quedarse en casa cuando un miembro del hogar está enfermo con síntomas de enfermedad respiratoria, si así lo indican los funcionarios de salud pública o un proveedor de atención médica (Cuarentena voluntaria del hogar)

Medidas comunitarias

Si la enfermedad COVID-19 está ocurriendo en su comunidad, las autoridades de salud pública locales y estatales pueden decidir implementar:

Cierres temporales de instalaciones de cuidado infantil y escuelas

Otras medidas de distanciamiento social que aumentan el espacio físico entre las personas, que incluyen:

Medidas de distanciamiento social en el lugar de trabajo, como reemplazar reuniones en persona con teletrabajo.

Modificar, posponer o cancelar reuniones masivas.

Los funcionarios locales y estatales tomarán decisiones sobre la implementación de medidas comunitarias, en consulta con los funcionarios federales, según corresponda, y en función del alcance del brote y la gravedad de la enfermedad. La implementación requerirá una amplia participación de la comunidad y comunicaciones de salud pública continuas y transparentes.

COVID-19 y Animales

¿Qué riesgos representan los animales o productos animales importados de China?

Los CDC no tienen ninguna evidencia que sugiera que los animales o productos de origen animal importados de China presentan un riesgo de propagación de COVID-19 en los Estados Unidos. Esta es una situación en rápida evolución y la información se actualizará a medida que esté disponible. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (CDC), el Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA) y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EE. UU. (FWS) desempeñan funciones distintas pero complementarias en la regulación de la importación de animales vivos y productos animales a los Estados Unidos. Los CDC regulan animales y productos animales que representan una amenaza para la salud humana, el USDA regula animales y productos animales que representan una amenaza para la agricultura; y FWS regula la importación de especies y vida silvestre en peligro que pueden dañar la salud y el bienestar de los humanos, los intereses de la agricultura, la horticultura o la silvicultura, y el bienestar y la supervivencia de los recursos de la vida silvestre.

¿Puedo viajar a los Estados Unidos con mascotas durante el brote de COVID-19?

Consulte los requisitos de los CDC para traer un perro a los Estados Unidos (https://www.cdc.gov/importation/bringing-an- animal-into-the-united- states / index.htm l). Los requisitos actuales para la vacunación contra la rabia se aplican a perros importados de China, un país de alto riesgo para la rabia.

¿Debería preocuparme las mascotas u otros animales y COVID-19?

Si bien este virus parece haber surgido de una fuente animal, ahora se está propagando de persona a persona en China. No hay razón para pensar que ningún animal, incluidas las mascotas en los Estados Unidos, pueda ser una fuente de infección con este nuevo coronavirus. Hasta la fecha, los CDC no han recibido ningún informe de mascotas u otros animales que se enfermen con COVID-19. En este momento, no hay evidencia de que los animales de compañía, incluidas las mascotas, puedan infectarse o propagar COVID-19. Sin embargo, dado que los animales pueden transmitir otras enfermedades a las personas, siempre es una buena idea lavarse las manos después de estar cerca de los animales. Para obtener más información sobre los muchos beneficios de la propiedad de mascotas, así como para mantenerse seguro y saludable alrededor de los animales, incluidas las mascotas, el ganado y la vida silvestre, visite el sitio web Healthy Pets, Healthy People de los CDC (https://www.cdc.gov/healthypets/index.html ).

¿Debo evitar el contacto con mascotas u otros animales si estoy enfermo con COVID-19?

Debe restringir el contacto con mascotas y otros animales mientras está enfermo con COVID-19, tal como lo haría con otras personas. Aunque no ha habido informes de mascotas u otros animales que se enfermen con COVID-19, aún se recomienda que las personas enfermas con COVID-19 limiten el contacto con los animales hasta que se sepa más información sobre el virus. Cuando sea posible, haga que otro miembro de su hogar cuide a sus animales mientras esté enfermo. Si está enfermo con COVID- 19, evite el contacto con su mascota, incluyendo caricias, acurrucarse, ser besado o lamido, y compartir comida. Si debe cuidar a su mascota o estar cerca de animales mientras está enfermo, lávese las manos antes y después de interactuar con las mascotas y use una máscara facial.

¿Qué precauciones se deben tomar para los animales que han sido recientemente importados (por ejemplo, por refugios, grupos de rescate o como mascotas personales) de China?

Los animales importados de China deberán cumplir con los requisitos de los CDC y el USDA para ingresar a los Estados Unidos. En este momento, no hay evidencia de que los animales de compañía, incluidas las mascotas, puedan infectarse o propagar COVID-19. Como con cualquier animal que haya introducido un nuevo entorno, los animales recientemente importados de China deben observarse diariamente para detectar signos de enfermedad. Si un animal se enferma, el animal debe ser examinado por un veterinario. Llame a su clínica veterinaria local antes de llevar al animal a la clínica y hágales saber que el animal estuvo recientemente en China.

¿Debo evitar los animales y los mercados de animales mientras viajo?

En los Estados Unidos, no hay razón para pensar que ningún animal, incluidas las mascotas o el ganado, pueda ser una fuente de infección por COVID-19 en este momento. Si visita un mercado de animales vivos en cualquier parte del mundo, es importante que se lave bien las manos con agua y jabón antes y después de visitar el mercado. Evite el contacto con animales enfermos o productos en mal estado, así como con fluidos y desechos contaminados.

  1. La fiebre puede ser subjetiva o confirmada.
  2. El contacto cercano se define como:
    1. a) estar dentro de aproximadamente 2 metros de un caso COVID- 19 durante un período prolongado de tiempo; El contacto cercano puede ocurrir mientras cuida, vive, visita o comparte un área o sala de espera de atención médica con un caso COVID-19.
    2. b) tiene contacto directo con secreciones infecciosas de un caso COVID-19 (por ejemplo, al toser en ) Si dicho contacto ocurre mientras no se usa el equipo de protección personal recomendado o EPP (por ejemplo, batas, guantes, respirador desechable N95 certificado por NIOSH, protección para los ojos), se cumplen los criterios para la consideración de PUl.

Consulte las recomendaciones actualizadas de los CDC sobre prevención y control de infecciones de atención médica provisional para personas bajo investigación para el nuevo coronavirus de 2019: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/infection- control/control- advice.html

Los datos para informar la definición de contacto cercano son limitados. Las consideraciones al evaluar el contacto cercano incluyen la duración de la exposición (por ejemplo, un mayor tiempo de exposición probablemente aumenta el riesgo de exposición) y los síntomas clínicos de la persona con COVID-19 (por ejemplo, la tos probablemente aumenta el riesgo de exposición al igual que la exposición a un paciente gravemente enfermo). Se debe prestar especial atención a los expuestos en entornos de atención médica.

  1. 3 La fiebre puede ser subjetiva o confirmada.
  2. 4 El contacto cercano se define como:
    1. a) estar dentro de aproximadamente 6 pies (2 metros) de un caso COVID-19 durante un período prolongado de tiempo; El contacto cercano puede ocurrir mientras cuida, vive, visita o comparte un área o sala de espera de atención médica con un caso COVID-19.
    2. b) tener contacto directo con secreciones infecciosas de un caso COVID-19 (por ejemplo, toser encendido) Si dicho contacto ocurre mientras no se usa el equipo de protección personal recomendado o EPP (p. ej., batas, guantes, respirador desechable N95 certificado por NIOSH, protección para los ojos), se cumplen los criterios para la consideración de PUI “Consulte las Recomendaciones actualizadas de prevención y control de infecciones de salud de los CDC. para personas bajo investigación para el nuevo coronavirus 2019: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/infection- control/control- advice.html.

Los datos para informar la definición de contacto cercano son limitados. Las consideraciones al evaluar el contacto cercano incluyen la duración de la exposición (por ejemplo, un mayor tiempo de exposición probablemente aumenta el riesgo de exposición) y el cuadro clínico. mptoms de la persona con COVID-19 (por ejemplo, la tos probablemente aumenta el riesgo de exposición al igual que la exposición a un paciente gravemente enfermo).

Se debe prestar especial atención a los expuestos en entornos de atención médica. 5 La información adicional sobre la base de evidencia para cada NPI y las consideraciones para su implementación están disponibles en: Pautas de mitigación comunitaria para prevenir la influenza pandémica – Estados Unidos, 2017 https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/66/rr/rr6601a1
.htm # T1 abajo.

Recursos

Resumen de la situación de la enfermedad de coronavirus de los CDC 2019 (COVID-19): https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/summary.htm

Guía provisional para administradores de programas de cuidado infantil de EE. UU. Y escuelas K-12 para planificar, preparar, y responda a la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19): https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/66/rr/rr6601a1.htm#T1

Guía provisional para empresas y empleadores para planificar y responder a la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19): https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/specific- groups/guidance-business-response.html

CDC en acción: preparación de comunidades para la propagación potencial de COVID-19 https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/php/preparing- community.html

Contenido Importante


CONSEJOS BASADOS EN LA CIENCIA DEL MANUAL DE PREVENCIÓN DE CORONAVIRUS QUE PODRÍAN SALVAR SU VIDA 101

  • Editor Jefe Wang Zhou,
  • MD Médico Jefe del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Wuhan Prólogo de Nanshan Zhong.
  • Traducido por Shan Zhu, Qing Chen, Jun Li.

EQUIPO

Consejeros de traducción

  • Dr. Ping Yang, Asociación de Traductores de China.
  • Ruilin Li, Escuela de Interpretación y Estudios de Traducción, Universidad de Guangdong de Traductores de Estudios Extranjeros Shan Zhu, Escuela de Estudios Extranjeros, Universidad de China (Huadong).
  • Dr. Qing Chen, Centro de Medicina Servicio de idiomas, Universidad de Estudios Extranjeros de Guangdong.
  • Dr. Jun Li, Facultad de Humanidades Médicas, Universidad de Pekín Gao Chen, Guangzhou Bon-lion Tech Co., Ltd.
  • Kuan-Hung Chen, primer hospital afiliado, Universidad de Sun Yat- Sen.
  • Shane Lau , Universidad China de Hong Kong Fengyuan Yang, Laboratorio Estatal Clave de Enfermedades Respiratorias, Universidad Médica de Guangzhou.
  • Li Li, Universidad Nanjing de Medicina China.
  • Lin Shen, Universidad de Estudios Extranjeros de Guangdong.

Corrector bilingüe

  • Dr. Jongdae Lee, Laboratorio Estatal Clave de Enfermedades Respiratorias, Guangzhou Universidad Medica.

Traducir »